En ,

¿Los amores son para siempre o temporales?

Los científicos son inexorables: nuestros sentimientos y la lógica del desarrollo de la relación en una pareja están genéticamente programados y condicionados por los procesos bioquímicos que tienen lugar en nuestro cuerpo. Y no importa cuánto deseemos que el maravilloso sentimiento de amor dure para siempre, nuestro cuerpo simplemente no podrá soportarlo.

#1 Cuando estamos enamorados, experimentamos euforia

Los científicos creen que la euforia causada por el enamoramiento tiene similitudes con los sentimientos característicos que tienen los adictos a las drogas después de consumir una dosis. A esta conclusión llegaron, por ejemplo, los neurocientíficos Andreas Bartels y Semir Zeki de University College de Londres.

Este efecto se debe al hecho de que en el cerebro y en las glándulas suprarrenales de una persona enamorada se produce la hormona noradrenalina. La misma hormona se produce después de consumir drogas como la heroína y la cocaína. Una persona enamorada siente dependencia de los encuentros con su pareja porque quiere sentir esta euforia una y otra vez.

#2

Cuando estamos enamorados, en nuestro cerebro ocurren procesos químicos que hacen que no notemos los defectos de nuestra pareja, que solo sintamos nuestra integridad y la plenitud de vida en presencia del ser amado y que dependamos de él emocionalmente. Las hormonas juegan un papel importante en este proceso.

La oxitocina es responsable del apego emocional y contribuye al desarrollo de una conexión emocional profunda entre los enamorados. Si esta hormona es producida por el hipotálamo en cantidad suficiente, el nivel de estrés disminuye, y la atracción física, por el contrario, se vuelve más intensa.

La vasopresina es la hormona de la fidelidad. Es responsable de la fidelidad en la pareja, del deseo de cuidarse el uno al otro y, al igual que la oxitocina, de la formación del apego emocional.

La dopamina es la hormona del placer. Su secreción contribuye al las sensaciones placenteras. Esta hormona te hace sentir euforia y se segrega, más que nada, al comer y durante la cercanía física.

La serotonina es responsable de la capacidad de experimentar placer, mejora el estado de ánimo y la calidad de la vida sexual.

El cortisol es la horona del estrés, y su nivel, según los estudios realizados, está fuera de escala entre los enamorados al comienzo de una relación.

La dependencia de la “química del amor” también se ve agravada por la presencia de las feromonas.

Las feromonas son secretadas por las glándulas sudoríparas del cuerpo (tanto en hombres como en mujeres) y actúan sobre los receptores del sistema olfativo, excitando a la pareja sexualmente.

Este “cóctel hormonal” conduce a toda una serie de reacciones fisiológicas en una persona enamorada, como el aumento de la sudoración y las palpitaciones, dilatación de las pupilas, trastornos del sueño y del apetito.

#3 ¿Por qué el enamoramiento no puede durar para siempre?

Las leyes biológicas son inexorables: nuestra sensación de enamoramiento solo es un proceso químico de corto plazo de duración, calculado para un máximo de 3 años. Evolutivamente el enamoramiento fue necesario para la humanidad con el fin de sobrevivir y reproducirse. Era difícil para nuestros antepasados lejanos proteger solos a un niño, obtener comida y cuidarse a sí mismos y a él de los depredadores. El enamoramiento permitía que una pareja permaneciera unida por el bien de la supervivencia del niño, y después de unos 3 años, cuando el niño había crecido un poco, se desvanecía. Menos de 3 años después, las terminaciones nerviosas se vuelven insensibles a la producción de las hormonas. Y las hormonas mismas se producen en una concentración mucho menor. El trabajo del cerebro se normaliza, y vuelve a su ritmo normal, y las hormonas dejan de estimular la dependencia emocional de las parejas entre sí.

#4 ¿Entonces todas nuestras relaciones están condenadas?

El período de enamoramiento agudo constituye un estrés y una condición extrema para el cuerpo. Es mucho más efectivo para las personas tener un ritmo más tranquilo. Quizás, es en el momento en que el “cóctel hormonal” deja de funcionar cuando surge el amor verdadero. Los científicos descubrieron que la sensación de apego, que nos incentiva a vivir con una pareja mucho tiempo, tiene que ver con las hormonas oxitocina y vasopresina. El nivel de oxitocina, a su vez, aumenta cuando dos personas se abrazan, hacen el amor, se besan o simplemente hablan en voz baja durante la cena. Por lo tanto, nace la siguiente conclusión: los mimos y las caricias son una de las formas seguras y al mismo tiempo agradables de mantener un relación a largo plazo. Y también la capacidad de escuchar, expresar gratitud, buscar compromisos, superar conflictos y crecer juntos.

#5 ¿Y a ti te gustaría que la droga del amor dure para siempre?

Esta entrada fue creada fácilmente con nuestro creador de contenido. ¡Crea tu entrada!

¿Qué opinas?

10 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Maluma – El Préstamo (Official Video)

Imágenes que hoy nos trae el Internet